Idioma  

 
Web www.rafaelsanz.org


Dr. Samuel Hahnemann


 

El término Homeopatía es de origen griego, y viene a expresar curación por el semejante , a diferencia de la Alopatía , la denominada medicina convencional, que significa curación por el contrario.

Así, ésta última suele tratar la acidez con antiácidos, la inflamación con antiinflamatorios, la hipertensión con antihipertensivos...Es decir, trata un síntoma o enfermedad con medicamentos que ejercen una acción contraria.

Mientras que la Homeopatía trata la enfermedad con sustancias en dosis pequeñas de sustancias que, si fuesen empleadas con otro tipo de dosis, podrían provocar dicha enfermedad.

Fue Hahnemann , médico alemán nacido en el siglo XVIII quien desarrolló ampliamente esta rama de la Medicina. Previamente, médicos como Hipócrates, Galeno o Paracelso ya postularon principios semejantes, pero fue aquél quien definitivamente culminó el proceso.

Se puede considerar que la enfermedad tiene lugar, en nuestro organismo, cuando éste no es capaz de defenderse suficientemente de las agresiones a las que se ve sometido constantemente: contacto con gérmenes, frío, calor, contaminación, estrés, aditivos alimentarios, tabaco...

En un estado normal , el cuerpo tiene mecanismos defensivos que nos permiten , en la inmensa mayoría de las circunstancias, mantener el estado de salud. Sin ser conscientes, nuestro organismo está “autocurándose” constantemente. Pero en determinados momentos en nuestra vida, nuestra capacidad defensiva es insuficiente, y es cuando aparece la enfermedad.

Pues bien, la Homeopatía es una terapia que se basa en el estímulo de dicha capacidad defensiva , y ayuda a nuestro organismo a defenderse mejor de la enfermedad.

La Homeopatía que es una ciencia de más de dos siglos de evolución , ya está incluida en la seguridad social de diferentes países de nuestro entorno.

Se basa en el empleo de dosis infinitesimales de diferentes sustancias (de origen animal, vegetal o mineral). El criterio de elección del medicamento se basa en la experimentación y comprobación de que la misma sustancia que puede ser tóxica en dosis altas o mantenidas en el tiempo, si la empleamos en dosis infinitesimales y mediante un proceso especial de elaboración, es capaz de curar la misma enfermedad.

Es un mecanismo de acción semejante a las vacunas: la sustancia tóxica, es capaz de curar siendo usada en dosis más pequeñas.

Sin embargo, hay diferencias considerables con las vacunas, ya que éstas se limitan al campo de las infecciones y de las alergias. El campo de acción de la Homeopatía es muy amplio, pudiendo tratar cualquier enfermedad. Resulta especialmente eficaz en el campo de las infecciones , sobre todo en pediatría (anginas, corizas, otitis...); alergias (rinitis, bronquitis asmática...); alteraciones digestivas funcionales (comidas pesadas, acidez, meteorismo...); dermatología (acné, eccemas, atopia...); ginecología (alteraciones menstruales, quistes, miomas sangrantes...); etc.