Idioma  

 
Web www.rafaelsanz.org
 

  

CEFALEAS Y SU TRATAMIENTO CON OSTEOPATÍA

        La cefalea consiste en el dolor de cabeza, y como tal es un síntoma, y no una enfermedad.

        Es decir, que es la consecuencia de diferentes enfermedades, y por lo tanto, para tratar la cefalea, hay que tratar no sólo el síntoma dolor, sino también, y sobre todo, la causa que la determina.

        Hay muchos tipos de cefalea, clasificadas según sus causas. Así, podemos encontrarla en la hipertensión, sinusitis, alteraciones oftalmológicas, infecciones, de origen hormonal, tumores, migrañas…

        Sin embargo, el dolor de cabeza crónico más frecuente es de tipo tensional, y aparece en el contexto de una persona que suele padecer también contracciones en el cuello y la parte alta de la espalda.

        Cuando se contractura la musculatura de esta zona, se modifica la circulación sanguínea que entra y sale del cráneo, repercutiendo en las funciones cerebrales, y ocasionando casi siempre la mencionada cefalea.

        Esto suele ocurrir con frecuencia en personas con tendencia a trabajar muchas horas delante del ordenador o actos semejantes, así como también en personas con conflictos emocionales (ansiedad, stress, depresión…), que tensan los músculos del cuello de forma casi permanente.

        La osteopatía es una terapia manual, no agresiva, que permite descontracturar y relajar la musculatura, y que suele mejorar significativamente en poco tiempo (con frecuencia desde la primera sesión) en caso de cefaleas tensionales.